¿A quien no le gusta disfrutar comiendo?

¿A quien no le gusta disfrutar comiendo? Esta interrogante, aunque no lo parezca está íntimamente ligada a la vida emocional, que el estar alegres, estresados o enfadados, experimentar soledad, frustración repercuten directamente en nuestra dieta y nuestra manera de comer. Escoger un lugar agradable como Casa Carmen Paseo de Gracia para disfrutar el momento puede repercutir en nuestra salud de formas que a veces ni percibimos.

Para el disfrute de la comida existen también factores como el tiempo. Darles a los alimentos el tiempo que merecen para desplegar todo su sabor. No introduzcas más en la boca cuando aún estás masticando. Come despacio y de forma moderada para evitar que el punto de saciación pase inadvertido pues eso te sentará mal y a medio plazo te hará engordar.

 

El olor es otra de las impresiones a las que hay que prestar máxima atención. El olfato juega un papel decisivo a la hora de disfrutar de una comida.

 

Y, volviendo al concepto del tiempo debes probar a desconectar tus aparatos mientras comes: apaga la televisión, guarda el móvil, cierra el portátil,  el tiempo reservado a la comida es exclusivamente para comer.

Esta entrada fue publicada en 31 agosto, 2017. Añadir a marcadores el enlace permanente.