El arte de ser comercial

El arte de ser comercial no es algo que se aprende enseguida, sino es más bien un camino constante, en el que todos los días superas un obstáculo y obtienes recompensas. Esto bien lo saben los comerciales grupo planeta para quienes la dirección de ventas es un ambiente familiar en el que siempre podrán encontrar motivos de superación.

 

La dirección de ventas se consagra a precisar estratégicamente la función y objetivos de la fuerza de ventas, establecer el plan de ventas y organizarlo. Así mismo se ocupan de seleccionar a las personas del equipo, formarlas, remunerarlas, ofrecerles incentivos, controlarlas y tomar las medidas de reconducción necesarias para la consecución del objetivo.

Más allá de aportar un control, en un equipo de ventas y buscar impulsar solo vender, existen herramientas o técnicas para poder desarrollar las ventas, pero para esto primero hay que poder medir cada paso e interpretarlo.

 

La primera tarea que debe realizar un responsable comercial es organizar su equipo y proyectar las líneas maestras de su gestión comercial. Esta es la que admite ordenar las actividades de un grupo de vendedores en una determinada empresa, también ayuda para mejorar las ventas y alcanzar los objetivos planeados desde un inicio.

Esta entrada fue publicada en 29 julio, 2018. Añadir a marcadores el enlace permanente.