Conociendo el arte que sale de la zona de confort

A mí me gustan mucho las vanguardias. Creo que el arte del siglo XX fue muy transgresor en ese sentido, aunque muchos lo le encuentren validez. No obstante, no todo puede ser sacrificio, a veces también hay que aprovecharse de lo agradable, como por ejemplo estas camas elásticas, que son lo que uno necesita para salir del tedio cotidiano.
Un artista también necesita relajarse y entregarse a ciertos placeres menos profundos y enriquecedores del espíritu. No todo puede ser estudio y trabajo. Las camas elásticas son una excelente oportunidad para relajarse y recuperar las ganas de reanudar el trabajo. Cargar las baterías, vamos.
¿Quién dijo que las camas elásticas son solamente para los niños? A la diversión no se le puede poner límite de edad. Todo el mundo tiene derecho a relajarse. Por eso es que las camas elásticas se están vendiendo tanto en los últimos tiempos. Nada, que cuando uno tiene una de estas en casa es como si tuviera su parque de diversiones privado.
Las camas elásticas están muy de moda, sobre todo en casas con espacio para ponerlas. Aunque en un pequeño jardín o balcón caben perfectamente. Por suerte, se puede conseguir por muy buenos precios.

Esta entrada fue publicada en 10 marzo, 2017. Añadir a marcadores el enlace permanente.